¡Un Boca sin 9! y el karma de Carrillo

Con Wanchope lesionado, Tevez entre algodones, Soldano sin aparecer y Hurtado siendo una incógnita, la dirigencia soñaba con el atacante de Leganés, que todavía no metió ni un gol.

En este 17 de octubre, viene al pelo recordar que «la única verdad es la realidad». Al día de hoy, Boca está por disputar el partido del año, el Supermartes, ante River, y no tiene un 9 definido.

Sí. Leyó bien, ‘Boca, en la Bombonera, y sin 9’. Aunque en la plantilla, ese puesto está técnicamente cubierto, en los hechos no ocurre. Por un lado, Wanchope Ábila estuvo saltando -como en la rayuela- de lesión en lesión, desde que Boca le compró el pase a Huracán.

Por el lado de Carlos Tevez, hace días que no se entrena a la par del grupo, y sigue en duda. En el caso de Franco Soldano, quien parecería haberse ganado el puesto, y que ocurrió a causa de soldados caídos y no por altos rendimientos individuales, sigue sin afianzarse. Por su parte, el venezolano Jan Hurtado, quien podría tener una mínima posibilidad de ser el reemplazante del cordobés, sigue siendo una incógnita.

La calentura de los hinchas de Boca en este sentido no tiene límites y hace sacudir la tapa de la olla. Esta falta de inversión en el ataque los hace resoplar de rabia. A decir verdad, desde que el Titán Martín Palermo colgó la 9, esta camiseta pareciera estar maldita.

¿Quién va a hacerse cargo de que Boca no tenga 9? En algún momento, y ya llorando sobre la leche derramada, era Guido Carrillo, actual delantero de Leganés de España, quien dijo haber tenido charlas con Boca.

«Hubo algo muy concreto pero no se dio por diferentes circunstancias. Yo tenía la idea de seguir en Europa y aquí estoy», supo contar Carrillo.

Cabe destacar que Southampton es el dueño del pase, y optó por prestarlo al club español, último en la tabla de la Liga. «Creo que en algún momento voy a volver, no tengo dudas. Pero todavía tengo la ilusión de triunfar en Europa, de seguir sumando experiencia. Creo que tengo años por delante y trabajo para eso», dijo el delantero.

Gustavo Alfaro siempre buscó suplir la baja de Darío Benedetto, actualmente en Olympique de Marsella. Nicolás Burdisso, director deportivo, intentó varias veces traer a Carrillo, para ocupar el lugar del Pipa.

Repetimos el interrogante. A ver si somos claros. Boca pierde dos a cero con River. Una Bombonera llena espera por la revancha. Hay millones de almas ilusionadas con darlo vuelta. Y Boca no tiene 9. ¿Quién va a hacerse responsable?

Dejar un Comentario

Tu email no será publicado.