El último manotazo de ahogado del macrismo

Desde España y en su viaje de despedida del poder, Mauricio Macri intentó darle una mano al oficialismo. «Sigo con atención lo que pasa en las elecciones de Boca», afirmó el líder del Pro, que no quiso hablar de ningún otro tema, pese a que está de visita como Presidente.

Se terminan los días de Mauricio Macri en el sillón presidencial. A menos de una semana de tener que entregarle el mando a Alberto Fernández, el todavía Presidente, viajó a España dónde no quiso hablar de Cristina, ni de su viaje, ni de su futuro, pero sí dio su opinión sobre las elecciones en Boca. 

Se sabe por los pasillos de Casa Amarilla que las elecciones en el Xeneize y la política nacional están vinculadas cómo nunca antes. La agrupación oficialista «La Mitad Mas Vos» esta repleta de personajes del PRO y la UCR mientras que el espacio opositor «Identidad Xeneize» está relacionado con importantes dirigentes del peronismo. Pero esta vez fue Macri quien se metió en la cuestión y habló a cinco días de los comicios. 

«Sigo con atención lo que pasa en las elecciones de Boca», reconoció Macri ante la consulta directa del diario Infobae y a pesar de no dar nombres propios, dejó en claro que su deseo es que el sucesor de Angelici, quien además es su operador judicial, sea otro hombre conocido en el PRO como lo es Gribaudo.

Lo que va a despertar el enojo de los hinchas fue su insólita declaración sobre los partidos claves que perdió Boca contra su clásico rival: «Boca cómo club está muy bien, es de los mejores plantados de Latinoamérica. Lo único fue que tuvimos el ACCIDENTE de que nos eliminó River cinco veces». No hay dudas, estamos ante un negador serial.

Dejar un Comentario

Tu email no será publicado.