La que faltaba: Diego le tiró tierra a Román

Maradona cumplió con la ley bíblica del ojo por ojo. Y de paso le sumó una máxima de la resistencia justicialista: al enemigo, ni justicia.

Su nueva víctima propiciatoria es JRR. Y si para enlodarlo se tiene que aliar con el Tano Angelici (por el que Diego siente poco respeto), lo hace sin dudar. Cuanto peso en el ánimo de Diez el fuerte impacto que generó en la opinión pública la decisión de Riquelme de jugar fuerte en Boca? Mucho, es poco. Román tomando mate opacó el regreso con gloria de Diego a Gimnasia. Ese golpe mediático seguramente peso.

Y después, el desaire que le hizo Román al aire, cuando el cabezón Ruggeri le preguntó (con más maldad que Lanata y Majul, juntos) si Diego y Tevez jugarían en el famoso partido homenaje. «Los equipos ya están», dijo Román y miró para el costado. Y es verdad. Para que no quedarán dudas, JRR tiro como al pasar: «Solo espero que mi hijo Agustín pueda jugar un ratito con Messi». Una lápida a cualquier intento de reconciliación.

Diego asimiló el golpe y hoy contraatacó a fondo. «Hoy vi la conferencia de Daniel Angelici, y creo que el ídolo de un club, como Riquelme, no puede escuchar ofertas y venderse al mejor postor. Yo jamás lo hice. Los dólares no pueden pesar más que las convicciones», publicó Maradona desde su cuenta de Instagram.

Dejar un Comentario

Tu email no será publicado.