Una película homenaje grande como un arco

Se presentó “Titán”, el documental que cuenta la cinematográfica vida de Martín Palermo. Se puede ver sólo en on demand de Cablevisión y promete revivir los momentos de gloria que marcaron la carrera del máximo goleador en la historia del Xeneize.

Hace años que se dice que la vida de Martín Palermo parece sacada de una película. El Titán lleva consigo una historia de superación, con una carrera llena de obstáculos a los que se pudo imponer y que para coronarlo, dejó una huella imborrable en Boca y el fútbol argentino.

La película ofrece los testimonios de quienes estuvieron a su lado en los mejores y peores momentos de su carrera, entre ellos están Carlos Bianchi, Guillermo Barros Schelotto y Roberto Abbondanzieri y otros que no son del mundo fútbol pero que estuvieron cerca de Palermo cuando los necesito. Son el caso de Juan Martín del Potro, fanático xeneize, y el Mago Capria, entre otras personalidades.

Algunas declaraciones de estos personajes se destacan, cómo la de su ayudante de campo Abbondanzieri que dijo que él “Podía tener distintas dificultades, pero lo suplía con el aspecto de ir al frente y de ser lo que quería ser: goleador” a lo que su compañero, también un goleador nato, Guillermo Barros Schelotto agregó: “Era muy poco consciente de los errores que podía llegar a cometer: era muy positivo”.

Bianchi, que fue como un padre futbolístico para Palermo, también opinó: “Martín sabía muy bien que, trabajando, perseverando, iba a lograr lo que él se proponía”. Y también recordó la final de la Copa Intercontinental que le ganaron a Real Madrid con dos goles de Palermo: “Hay momentos que uno parecería que vuela, y en ese momento él voló”.

Del triunfo mas importante, a los 10 mil hinchas en Tokio: el día que de verdad hicimos historia

 

Alguno momentos que llevaron a Palermo a tener una vida de película:

*Dos goles al Real Madrid en el 2000

*Tres penales errados con la Selección Argentina en la Copa América 1999 frente a Colombia

*Aquel gol contra Colón en 1999, el número cien, con la rodilla rota

*El emotivo pase a la red contra River en las semifinales de la Libertadores 2000, volviendo de esa lesión

*La lluvia y el gol agónico en las eliminatorias para el Mundial de Sudáfrica 2010

*Su paso por Europa, frustrado en algún momento por las lesiones

Todos estos momentos, grandes, muy grandes llevaron a Palermo a tener su propia película, que seguramente emocionará a más de un bostero.

Dejar un Comentario

Tu email no será publicado.