Conmebol, la verdadera Gallina de los huevos de Oro

En una investigación de Cero Descensos te ayudamos a entender el rol del Presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez, en el mapa sudamericano. Su cercanía con River, los lazos con la política y cómo se cocina todo desde Asunción.

Qué el fútbol y la política están mezclados en un cóctel casi explosivo no es nada nuevo. Los roles se cruzan, la rosca es moneda corriente entre ambos mundos y los teléfonos arden cada vez que algo importante hay que negociar. El mundo de la pelota sirve cómo carta de presentación para varios personajes del ambiente empresarial con ambiciones a grandes espacios de poder. Y el fútbol consigue en la política el brazo ejecutor para lograr cuestiones que no están a su alcance.

El caso máximo en Argentina no es nada menos que Mauricio Macri, quien utilizó la época dorada de Carlos Bianchi al frente del Xeneize, para usarlo como trampolín y alcanzar una banca como Diputado Nacional, o la jefatura de la Ciudad, hasta llegar a la presidencia de la Nación.

Pero esa potestad no es sólo patrimonio argentino. Si trascendemos las fronteras, un espacio de enorme poder es la Conmebol y el actual presidente, Alejandro Domínguez, no sólo tiene contacto asiduo con el líder de Cambiemos, sino que además se define como su amigo. Luego de los escándalos de corrupción con el FIFAgate, que hicieron rodar la cabeza de varios altos dirigentes a nivel mundial, entre ellos la máxima autoridad de FIFA Joseph Blatter, o hasta Michel Platini, gloria del fútbol francés y Presidente de la UEFA; Domínguez llegó para tomar la posta y va por su segundo mandato.

El escándalo de dinero sucio, tráfico de influencias y votos comprados, también salpicó al fallecido Julio Grondona, entre otros, y al paraguayo Juan Ángel Naput, antecesor de Domínguez como mandamás del organismo controlador del fútbol sudamericano. Desde la actual gestión, intentaron darle otra cara a la Conmebol, con un marcado perfil mediático, cercano a la prensa, a los dirigentes de los clubes y con importantes golpes de escena en eventos importantes, casi siempre muy rodeados de ex glorias del fútbol.

Pero nada es perfecto en este mundo y hasta el mejor cazador se le escapa una presa: pese a sus lazos con Macri, el paraguayo prefiere la camiseta de las Gallinas. Y lo dejó las decisiones que varias veces favorecieron a River y la publicación de algunas fotos de la familia Domínguez en el Monumental no hicieron más que poner un manto mayor de sospechas al tema.

La fallida final del Monumental que se mudó a Madrid, pese a que el micro de Boca fue el apedreado a pocas cuadras del estadio de River, dejaron ver las cartas de Conmebol, que, con sus fallos, se mostró más cercana a River y a Rodolfo D´Onofrio.

En marzo de este año, durante una Cumbre de presupuesto, Domínguez dio detalles de los astronómicos números que manejan. Llamó la Conmebol de los récords y dio cifras que asustan, y que superan la de muchos municipios o provincias, para tomar dimensión del poder económico que tienen en sus manos. “En 3 años, de 70 millones de dólares de ingreso, quiero decirles con orgullo que vamos a superar los 500 millones”, informó y prometió que el 94% de ese dinero será nuevamente destinado al fútbol sudamericano.

“Quiero decirles que son 470 millones de dólares que esta gestión va a redestinar al fútbol. Lo cual nos hace la Confederación que más plata (dinero) distribuye porcentualmente en el mundo, por país. No somos la confederación más generadora de dinero, pero si las que más plata destina por país, en el mundo”, indicó.

Esta claro que estas cifras asustan y dan a entender tantos millones dando vueltas sin la misma mirada crítica que puede tener la política tradicional. Por algo todos llaman a la Conmebol, La Gallina de los Huevos de Oro.

Dejar un Comentario

Tu email no será publicado.