Cierre de listas y los heridos que dejó la bomba

El oficialismo sangra por la herida. Gribaudo salió formal, sin despeinarse; y Fantino hizo de ‘Majul’ de Angelici. Clima picante en el mundo Boca.

Luego de que Román tirara la bomba y dijera “yo tomé una decisión, claro que sí. Yo voy a formar parte de la lista que va a formar Ameal con Pergolini. Voy a ir como Vicepresidente segundo”, el oficialismo y la otra oposición quedaron atónitos… Casi que pedían que los pellizcaran para ver si era real todo lo que estaba ocurriendo.

Por la tarde, mucho después de las declaraciones del ahora candidato a vice segundo por Ameal-Pergolini, salió a la luz un comunicado de la otra oposición, comandada por la fórmula Beraldi-Royco, un tanto ‘sangrando por la herida’, ya que dicen haberse reunido con Román hace un mes, y que les pareció casi inapropiado lo que el diez pedía.

Agregaron que ellos iban a seguir como hasta ahora, pensando en el club, y bla, bla, bla… En conclusión, según los Beraldi Boys, Román mintió cuando dijo que no lo habían llamado para hablar, o así parece.

Por otro lado, Alejandro Fantino desbordó y empezó a tirar ‘desechos cloacales’ contra el ídolo de Boquita en su editorial de radio. Ciertamente parecía un ‘Majul’ pero -en vez de Macri- del Tano Angelici. Bue, más o menos lo mismo, pero distinto. O no tanto.

“Hay estupor en el mundo Boca”, afirmó en relación al anuncio de Riquelme. Y aseguró: “Creo que jugar así, como se dice en el barrio, no es gratis. Algo raro pasó en todo esto, en la política de Boca, como para que Román jugara como jugó a minutos del final y sin darle la chance a nadie a que reaccione”.

Fantino deslizó que Román “tenía todo premeditado”, si no, no se entiende que haya cambiado su postura de “no jugar” políticamente por ninguna de las listas. “Mucha gente cercana a Ameal no tenía ni idea de lo que comunicó Riquelme”, informó. Para Fantino, no se ensucia así no a un ídolo, y menos a Román.

Mientras, esta mañana, nos desayunamos de que habló Gribaudo, el candidato a suceder el imperio macrista del Tano, y aseguró que los dichos de Román no cambian en nada su idea: «No me siento defraudado por él, y -si gano- lo convocaría igual», dijo.

«Yo no tuve ninguna conversación para trabajar junto a Riquelme en un proyecto, así que no sé si pidió algo. No me siento defraudado por él”, argumentó.

Entonces, pasando en limpio: no sólo ocurrió que a Gribaudo se lo escucha como ‘superado’ totalmente, sino que, después de todo esto, al parecer, para los que no cerraron con Román, el Diez es un ‘mentiroso’.

Recordemos que Riquelme dijo que se había reunido con el oficialismo, con Ameal y no lo había llamado Beraldi, según confió Román. Qué vergüenza muchachos.

Dejar un Comentario

Tu email no será publicado.