El Muñeco maldito

Durante el partido contra Patronato, que River venció por 2-0 al conjunto entrerriano, a Marcelo Gallardo no le gustó nada una indicación de su asistente.

En medio del partido por la Superliga y mientras el Muñeco estaba en el corralito, Matías Biscay salió del banco de suplentes y le pidió al DT una variación en el parado de sus futbolistas. Rápidamente, recibió una mirada fulminante de su superior, acompañado de un comentario que generó un pequeño cruce de ambos. 

https://twitter.com/i/status/1181019367456333825

Lo más curioso es que todo quedó captado por las cámaras de televisión que seguían al entrenador de River.

Dejar un Comentario

Tu email no será publicado.