¿Dónde te fuiste Chueco? De jugador de Boca a utilero en México

La historia de Walter Gaitán, el zurdo mediocampista riojano que vistió la camiseta del Xeneize y hasta ganó una Copa Libertadores lo tiene como colaborador en un equipo de la tercera división del fútbol azteca, un verdadero trotamundos del fútbol.

El Chueco Gaitán es recordado por algunos hinchas de Boca por su zurda, su importancia dentro del equipo campeón de la Libertadores de 2000 y hasta por integrar el plantel que perdió la final de la Intercontinental 2001, ante el poderoso Bayern Múnich.

Luego de surgir en Rosario Central y un breve paso por España, Gaitán llegó a Boca, a principios de 2001, bajo la dirección técnica de Carlos Bianchi. Entre el campeonato local y la Copa Libertadores, Gaitán estuvo presente en 20 partidos e hizo cinco goles. Con la camiseta de Boca disputó 42 partidos entre 2001 y 2002 y convirtió 14 goles.

Luego como tantos otros argentinos partió rumbo a México y allí encontró su lugar en el mundo. Jugó en Tigres, Necaxa y Veracruz, donde fue bicampeón de la Interliga (2005 y 2006), pero sin dudas que su huella la dejó en Monterrey, donde es uno de los grandes ídolos del club, por convertir la enorme suma de 80 goles en 201 partidos.

Después de venir a la Argentina y retirarse en Atlético de Rafaela, en 2012, volvió a México para comenzar su carrera como entrenador. Pero no todo le fue fácil. Ahora el Chueco apareció como colaborador de Bravos de Nuevo Laredo, un equipo de la tercera división azteca.

Aunque a muchos le llamó la atención su cargo de utilero, la explicación es que como todavía no tiene el carnet de DT, aporte sus conocimientos en el cuerpo técnico de Luis Ángel García, desde ese humilde lugar.

Dejar un Comentario

Tu email no será publicado.