El mejor candidato de Angelici en Boca es Beraldi

El tercer postulante a presidente juega sin decirlo para el oficialismo. Fue el principal interesado en apuntar contra Riquelme y coqueteó hasta último momento para sumarse a la lista del macrismo. Todo lo que muestran sus acciones lo dejan en orsai.

Qué José Beraldi y el oficialismo en Boca son casi la misma ecuación no es nada nuevo. El Tano, que hasta último momento manejó la chance de sumarse al espacio que lidera Daniel Angelici, se muestra como opositor a la actual conducción pero si uno indaga más en profundidad tiene más puntos en común que diferencias.

«Macri me prometió durante 10 años que iba a ser Presidente de Boca y no cumplió», afirmó el dirigente en declaraciones públicas y reconoció que el saliente presidente de la nación se metió de lleno en el armado de la lista en Boca y quiso volver a tenerlo entre sus filas, como en los viejos tiempos. “Macri me ofreció ser candidato del oficialismo. No lo acepté porque después de todos los años juntos en la época gloriosa, en la que manejaba el fútbol, no cumplió con su palabra. Me decepcionó en 2011 cuando no me dejó el cargo y me dolió”, agregó.

El exitoso empresario de transporte hace mucho tiempo que participa en la vida política del club. Acompañó durante años la época exitosa de Boca, con Bianchi a la cabeza y Macri en el sillón presidencial. Fue nexo con el plantel y su poder lo construyó más bien puertas para adentro del club. De hecho, es tan cercano a Angelici que su actual candidato a vice, Royco Ferrari, quien hasta hace unos meses estaba a cargo del Departamento de Socios del Interior del club, era un puntal importante en el armado de poder de Angelici, sobre todo en las elecciones de 2011 y 2015. Sin embargo, algunas diferencias internas con la selección de Gribaudo lo hicieron correrse y concretar la alianza con Beraldi.

https://twitter.com/mayas211212/status/1202396062058795009

Hace pocos días, fue el propio Beraldi el que deslizó que Juan Román Riquelme le había pedido dinero para ocupar un cargo. “Lo convencí en 10 minutos para trabajar con nosotros en Boca y nunca hablamos de plata”, afirmó luego, sobre el apoyo que consiguió de Gabriel Omar Batistuta, el escogido para ser Mánager si gana las elecciones.

«Vuelvo a ratificar que lo que me propuso fue inaceptable. Ser Mánager se paga, ser directivo no. Llegamos a un punto de las propuestas en el cual el último día de la reunión pensé que llegábamos a un acuerdo y no se pudo. Consideré inaceptable la propuesta y bueno, se terminaron las conversaciones», declaró Beraldi, en su afán de ensuciar la imagen de Riquelme, y claro hacerle el juego al oficialismo.

Las pruebas se suman, se alimentan y como una fruta que llegó a su punto justo, se cae de madura. No será que Beraldi dice una cosa y hace otra. Sus lazos con el Macrismo llevan décadas y seguramente no los podrá borrar con el codo, si los escribió con la mano.

Dejar un Comentario

Tu email no será publicado.